Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 julio 2008

Este año 2008 el “Trabudu dantzari taldea” en su populoso recorrido de Santa Agueda, ha decidido que la recaudación vaya destinada integramente al proyecto de la construcción de la Maternidad en el Hospital de Portachuelo (Bolivia).
2008.urtean, Agate Deunaren ibilbide jendetsu honetan Trabudu dantzari taldeak erabaki du egindako diruaren batzea eta banaketa Portachueloko “San José Obrero” Ospitaleko Amaetxearen aldeko proiektuari zuzenduta izatea.

Santa agueda-2008

Anuncios

Read Full Post »

Read Full Post »

Os presentamos un archivo powerpoint del proyecto de la construcción de la maternidad en el hospital de Portachuelo (Bolivia)

serso-cena-solidaria-2008-presentacion-bolivia-portachuelo-definitiva

Read Full Post »

SIERVAS DE MARIA
HOSPITAL SAN JOSE OBRERO
Portachuelo

Distinguidos Señores:

Nos dirigimos a ustedes con una gran inquietud que nos viene acompañando desde que llegamos a este hospital: Es la necesidad urgente de un SERVICIO DE MATERNIDAD

Somos unas religiosas, misioneras Siervas de María, que nos encontramos en Portachuelo a una distancia aproximada de 70 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz (Bolivia). Aquí nos llegan los enfermos de las comunidades cercanas del campo y por supuesto de Portachuelo. Nuestro Hospital por ser de segundo Nivel debe recibir a todas las que llegan a veces complicadas del primer nivel.

Como le comento en el proyecto carecemos de un buen ambiente para estos menesteres y como es una zona donde las familias son muy numerosas a veces no tenemos ni donde ponerlas para que estén cómodas.

Tenemos atención de partos en nuestro Hospital y nos encontramos con la misma dificultad cuando estos se complican o se producen partos prematuros

Nuestras comunidades campesinas, 26 en total, y a las que llegamos una sola vez al mes, distantes 60 Km ..Los caminos en mal estado, sin asfaltar con muchos huecos por las lluvias y a veces intransitables requieren nuestros servicios de salud y a veces de emergencia.

Los habitantes que tiene Portachuelo son unos 20.000, pero muchas veces llegan incluso de otros municipios Santa Rosa, Buena Vista y sobre todo del campo

Esta es la razón por la que solicitamos encarecidamente una ayuda

Agradecemos de antemano su colaboración y pedimos a Dios le siga bendiciendo y dando éxito a su Institución.

Sin otro particular me despido muy atentamente.

Sor Loreto Casado SIERVA DE MARIA

Read Full Post »

Reseña Histórica del Hospital

El Hospital San José Obrero surge en el Barrio Obrero de la ciudad de Portachuelo.
El Barrio Obrero como su nombre indica se fue formando por la llegada de inmigrantes del interior es decir de los restantes departamentos, Potosí, Oruro, Sucre y Cochabamba, por la gente que llegaban para trabajar en la zafra, es decir en la cosecha de la caña de azúcar.

Al destacarse este barrio por la pobreza, el Padre José María un misionero santanderino que lleva aquí cerca de los 60 años, se trasladó de la parroquia central donde vivía a dicho Barrio donde levantó una iglesia, una posta sanitaria, un comedor de ancianos y un coliseo.

La Iglesia se entiende fácilmente por qué la levantó al ser sacerdote. La posta sanitaria por las constantes enfermedades tropicales y de ocasión y sobre todo que las personas que llegaban del interior se enfermaban con frecuencia por el caluroso clima tropical . La posta sanitaria quedó muy pronto reducida e insuficiente y se encontraron en la necesidad de ampliarla a un hospital de zona.

Cualquiera pensará que el padre poseía una fuerte suma económica, y sin embargo lo que poseía era un deseo inaguantable de socorrer tanta indigencia y miseria.

Contratar ingenieros para estas obras suponía otro gran gasto, así que él se las ingenió y de los del barrio escogió a bastantes peones y puso de inmediato manos a la obra.

Como todo trabajador merece su salario, llegaba el sábado y no tenía para pagarles. Qué hizo? Cogió el caballo su único medio de transporte y se fue al campo a una finca de ganaderos :”Me tienes que dar dos vacas de inmediato. Tengo que pagar a los trabajadores hoy sábado”. El dueño de los ganados abrió los ojos como platos y le dijo, pero padrecito no le basta con una? Bueno aunque sea una pero dame que lo necesito para ahora. El buen Hombre se vió tan cogido que le hizo un papel firmado para que fuera al administrador. Ni corto ni perezoso montó a caballo y más que trotar volaba. Pero cuando el ganadero se dio cuenta del donativo se arrepintió y envió a uno de sus jornaleros en otro caballo para que revocara la orden ante el administrador. Por suerte llegó el Padre antes y ya no soltó más la plata.

Otro día se iba a las madereras, aserraderos y con su habilidad conseguía madera para las vigas del techo y así andaba de puesto en puesto pidiendo como podía y con su fiel caballo por todas partes. Cuenta que uno de los días llovió inesperadamente como ocurre en este trópico y los ríos se desbordaron, pero el tenía que regresar del campo donde estaba. Llegando al río era imposible cruzarlo en caballo, así que ató bien al caballo para que no perdiera sus atuendos lo puso a nadar y él se agarró a la cola, ambos nadando bonitamente, hasta que un árbol que arrastraba el río hizo perder el control al caballo que lo tumbó y lo llevaba el agua, así que el padre se soltó de la cola y con las artimañas que pudo siguió con grandes aprietos hasta llegar a la orilla, donde se sentó triste y pensando en su caballo perdido y la dificultad que tendría para llegar a casa tan distante como estaba, además del riesgo de las fieras que todavía había en estos paisajes selváticos. Cuando oye que alguien se acerca y entre miedo y esperanza se encuentra con su caballo que relinchaba de alegría. El encuentro de ambos fue tan gozoso que le dio un beso, lo volvió a preparar y a trotar de nuevo.
Así pidiendo gota a gota de todos los que podían contribuir pudo levantar este hospital. Como aquí no pronuncian la Z sino la S, terminaron llamándolo el Padre Sacarías por lo mucho que sacaba.

Pero también tenía que pelear con el alcalde. Casi todo estaba sin alcantarillado, y por supuesto el barrio Obrero sin nada ni siquiera pozos ciegos. El asfalto aquí ni se veía. En la ciudad ya había alcantarillado, hay que concienciar al alcalde para que lo extienda al barrio obrero, Consigue que éste llegue aunque solo a la plaza y sus cuatro esquinas, donde está el Hospital. Es un logro importantísimo. Igualmente el asfaltado de la plaza y lo que rodea al hospital.

Levantada la infraestructura a base de sacrificios el hospital adquiere prestigio y popularidad y la afluencia de pacientes se intensifica. Las consultas sobre todo de niños rebasan lo previsto, y se tiene que ir dando forma y buscar al personal, con la dificultades de los salarios ya que en ningún momento se ha pensado en un hospital con fines lucrativos.

Con las dificultades propias de todo comienzo el hospital sale adelante y ahora son las embarazadas las que llegan a dar a luz, se les preparó una sala con tres camas, que posteriormente se aumentó a cinco pero insuficientes por completo. También había que pensar en una pediatría, pero de momento habilitamos tres habitaciones que quitamos de las internaciones de adultos, y aunque muy primitivo el arreglo puede pasar. Pero la maternidad es urgente, ya que no tenemos ni un ambiente para aislar a las infectadas, a las que deben estar separadas por otras razones, etc. No es infrecuente que se presenten dos o tres a la vez para dar a luz y solo hay una sala de partos. En fin los aprietos son grandes pero confiamos en la solidaridad de las personas.

Llegan muchos accidentados de tránsito, por la carretera principal que pasa cerca y por las motos, que son los taxis del pueblo y que como locos andan a ver quien corre más para ganar más pasajeros y por tanto más dinero. Además de estos accidentes llegan bastantes quemados niños y adultos, y cirugías de urgencia, por tener cirujanos permanentes.

Y por qué tenemos un comedor de ancianos también en el Hospital? Porque los pobres abuelos deambulaban por las calles muertos de hambre, solos y sin futuro, ya que la mayoría de los hijos habían emigrado a otras naciones en busca de un futuro mejor.

Pero y quién mantiene semejante presupuesto para darles todos los días de comer? Dios es grande. El Padre se propuso ir a la asociación de ganaderos y pedir a cada uno una res al año con el fin de dar de comer a los 50 ó 60 ancianos que a diario vienen. Solicitó también a los ingenios arroceros y azucareros una colaboración y tocando a muchas puertas hasta el día de hoy les damos diariamente a todos los ancianos que llegan , aunque sabemos que son muchos los que no pueden llegar al barrio obrero por las distancia. Necesitaríamos abrir otro en el pueblo ¿Pero? Más adelante veremos…
Y qué relación tiene el Coliseo deportivo con la salud? Mucha. Portachuelo es una ciudad que tiene muchísimos niños y jóvenes. No muy lejos está el chapare sitio productor de la Coca y casi todas las familias saben preparar los pitillos con los que se drogan muchos jóvenes, eso y el alcohol de fácil adquisición estropea a los jóvenes. Con el fin de librarlos de esos males levanta el impresionante coliseo donde puedan venir a jugar, a hacer sus torneos, teatro y otras actividades deportivas. Construye un montón de bancos con las maderas que conseguían y se queda satisfecho.

Todo este complejo tiene el barrio Obrero para beneficio de sus habitantes en torno al hospital. Y claro viendo la necesidad cada vez nos extendemos más llegando hasta el campo a seis comunidades cuando las aguas y caminos nos permiten entrar. Carecemos de jeep o camioneta. Nuestro medio de transporte son las motos y nuestro coche que nos dieron entre los decomisados, vacío por dentro pero tiene las cuatro llantas y el caperuzón o cascarón y así tira hasta que se para. Pero no está para esos caminos gredosos, pantanosos e intransitables en época de lluvias. Aquí en el campo encontramos aún más grandes miserias. Comenzando por los pahuichis, sus casas de unas palmeras, barro cuatro piedras para cimientos y nada más. Donde se encuentran en abundancia las vinchucas que producen la enfermedad del Chagas. Abundan los mosquitos, siendo frecuentísimo el dengue y temible el dengue hemorrágico. La malaria, los hongos, los parásitos, porque el agua la toman de los pequeños arroyos, donde hay muchas basuras. No son los arroyos limpios de España. Los niños aquí caminan desnuditos, en general el frío no es un problema; la comida es más que pobre y a base de arroz, las medicinas les llevamos generalmente. Las vacunas ya las tenemos al día con buenos registros. Les damos buenas orientaciones sobre la higiene y alimentación, pero qué hacen sin agua y sin alimentos?.

Hemos logrado que las mamás vengan casi todas a dar a luz al hospital, por lo menos evitamos mucha mortalidad tanto de madres como de niños.

Lo que no vemos solución es que algunas familias enteras son analfabetas y no hay posibilidad de que sus hijos tengan acceso a alguna escuelita por las distancias inmensas y la falta de caminos.

Hemos conseguido que acudan si tienen alguna enfermedad o herida en el lapso de nuestra ausencia. En cada comunidad hay un responsable que nos avisa o nos lo envía. Por lo menos hay contacto y más familiaridad. Pero falta mucho.

Vamos también a todos los colegios de Portachuelo a vacunar (porque a veces las mamás ignorantes por no ver sufrir a los niños los esconden) y a dar charlas.
Recorremos los domicilios del barrio con el mismo fin.

Desde Enero del 2.006 todo este complejo pasó a manos de las Siervas de María quienes desempeñan toda esta labor anteriormente descrita.

Read Full Post »

Nueva cita con el Baskonia Mendi Taldea

Read Full Post »

Read Full Post »

Older Posts »